.

6 experiencias de maternidad con profesionales sanitarios y no sanitarios

6 experiencias de maternidad con profesionales sanitarios y no sanitarios

6 experiencias de maternidad con profesionales sanitarios y no sanitarios

La maternidad esa gran desconocida en muchas ocasiones para los profesionales que nos atienden.

Sin lugar a dudas, una lucha de poder dentro de la cual se ve inmersa la madre sin poder, saber o tener la fuerza necesaria para empoderarse y luchar por sus propios derechos y los de su bebé.

Hablamos de madres que quieren un parto respetado y se encuentran con maniobras invasivas y con infantilización

Hablamos de madres que tienen crisis de lactancia y les dicen que su leche ya no alimenta a su bebé lo cual hace que la madre desconfíe de su propia capacidad para producir leche y alimentar a su bebé.

Hablamos de madres que acaban e dar a luz y están agotadas física y emocionalmente y en numerosas ocasiones se ven solas, sin ser acompañadas en un proceso que recordarán toda su vida con un sabor amargo o agridulce tal vez…

Al final la mayor perjudicada es la madre que no se siente acompañada y se siente ninguneada por unos y por otros, por protocolos a veces obsoletos que se siguen llevando a cabo.

Al final todo esto se convierte en una lucha entre profesionales en lugar de un trabajo colaborativo y en equipo por y para mejorar la calidad asistencial de la mujer, del bebé, de la familia que es la única y principal beneficiaria de esa lucha por garantizar un servicio de calidad. Sin que la madre tenga que pedir, exigir o incluso poner una reclamación para solicitar algo que está dentro de sus derechos como paciente.

Hoy hablan las madres, concretamente tengo el placer de contar hoy con la colaboración de 6 mujeres, madres y emprendedoras que nos cuentan sus propias experiencias en cuanto a la vivencia de su maternidad y los profesionales sanitarios y no sanitarios que las atendieron.

6 Madres nos cuentan sin pelos en la lengua qué fue lo que sintieron, lo que echaron de menos y además nos regalan a través de su propia vivencia y experiencia sus consejos, palabras llenas de sabiduría que te pueden ayudar en tu maternidad:

Ellas son:

6 experiencias de maternidad con profesionales sanitarios y no sanitarios

 

Vamos conocerlas ahora una a una, a descubrir sus experiencias y sus consejos llenos de sabiduría y comenzamos con:

 

Maca Millán

Me llamo Maca Millán. Vivo en Inglaterra con mi marido y mi hijo Dani de 3 años y medio. Soy Educadora Infantil y actualmente trabajo como Childminder (madre de día).

Mi labor principal es orientar a padres y madres hacia el camino por el que siempre desearon transitar en la educación de sus hijos es, probablemente, una de las cosas más gratificantes que he hecho en mi vida.

En mi blog Mimar jugar hablar publico artículos y ofrezco asesorías personalizadas para ayudar a familias que desean entender el comportamiento de sus hijos y así aprender a resolver los conflictos de forma positiva. Siempre con un enfoque centrado en el niño, fomentando la autonomía, la responsabilidad y sobre todo ¡la felicidad!

Me encuentras en: Mimar jugar hablar  

Facebook: Mimar jugar hablar y Twitter: @macamillanMJH

 

1- ¿Cuál o cuáles han sido los profesionales sanitarios o no sanitarios que más seguridad, confianza y apoyo te han brindado a lo largo de tu maternidad? 

Podría pensar mucho esta respuesta para ser lo más precisa posible. ¡Tengo muy mala memoria! Pero, voy a contestar con lo primero que me viene a la mente y no puedo mencionar solo a un profesional, sino a un conjunto de profesionales.

Sin duda, todo el equipo que me acompañó durante mi embarazo y mi parto en Inglaterra, marcaron una gran diferencia en cuanto a las 3 cosas que mencionas: seguridad, confianza y apoyo.

En el embarazo mi matrona me visitaba en casa, casi cada mes. Para mí fue un apoyo importante siendo primeriza. Pero el día que vino a explicarme y preparar conmigo el plan de parto fue algo especial. Me sentí apoyada, comprendida y escuchada. Tenía bastantes dudas y miedos en relación a que mi parto fuese intervenido sin necesidad o sin previo aviso, a qué pasaría si algo iba mal etc.

La matrona sacó una platilla con un listado de acciones y supuestos que se pueden dar durante el parto y me los explicó todos. Al lado, íbamos apuntando mis preferencias con respecto a cada uno de esos aspectos. Por ejemplo, dije que en principio no quería epidural pero que tenía la mente abierta a cambiar de opinión sobre la marcha, y esto no supuso ningún problema. Lo apuntamos y seguimos hablando casi dos horas sobre la posibilidad de tener una piscina en la habitación, sobre mis posibilidades de movilidad (que, sin epidural, era de total libertad), cuando puede ser necesario el uso de un fórceps, sobre la cesárea, la episiotomía, los tactos… y absolutamente cada cosa que yo, para llegar tranquila a mi parto, necesitaba conocer y depejar todas mis dudas sobre ello.

Para no extenderme más, saber que iba a tener un parto en el que se iban a respetar mis preferencias y mis ritmos, para mí fue crucial para llegar a mi parto tranquila, en paz y (casi) sin miedo.

Sobre este último punto, quiero apuntar que si volviera a quedarme embarazada, intentaría preparar mejor este aspecto. 😉

El parto en sí, fue muy largo y necesité episiotomía porque la cabecita de mi bebé bajaba torcida por el canal de parto. Pero, igualmente, no puedo agradecer lo suficiente al equipo de matronas la dulzura, el cariño y la paciencia con los que me explicaban cada paso, cada por qué y que me dieran tiempo para asimilarlo antes de realizar el corte.

Por si todo esto fuera poco, a los 7 días de nacer mi hijo, llamé a la matrona porque me preocupaba su hematona en la cabeza que no parecía disolverse con los días, como me habían dicho. Era domingo y me dijo que no estaba trabajando pero que iba a venir para ver al niño y tranquilizarme. ¡Gracias, gracias, gracias, Sally! Que alguien que ve bebés cada día, me diera su punto de vista, me dijera que el bebé tenía reacciones totalmente normales y me dijera esas palabras de aliento y tranquilidad, me salvó de una noche en urgencias recién parida, con un bebé de una semana…

También, tengo que hacer mención especial a la increíble asesora de lactancia que se cruzó en mi camino después de un mes combinando fórmula y sacaleches por un mal agarre muy doloroso. Gracias a ella llevamos 3 años y medio de feliz lactancia.

 

2- ¿Y los que menos te han ayudado o menos apoyo te han ofrecido durante ese mismo tiempo? 

Al igual que con la pregunta anterior, voy a responder lo primero que me viene a la mente ahora mismo. Es posible que haya algo más que ahora no recuerde.

Pues en unas vacaciones en Galicia, cuando mi bebé tenía 3 meses y medio, decidí ir a la consulta de un pediatra privado.

Fui un poco preocupada por si estaba estreñido que, al final, resultó no ser nada. Pero, resumiendo mucho, esta pediatra me dijo, así, sin venir a cuento ni preguntarle nada: “A los 6 meses ya no necesita tu leche. Te pasas a la fórmula”.

Esa frase se me clavó como un cuchillo. No por mí. Que tenía muy claro que, si no pasaba nada que me lo impidiera, iba a seguir alimentando a mi hijo con mi leche, al menos, un año. Pero me dio miedo pensar en cuantas lactancias se habrá cargado ese mismo comentario en otras consultas.

Sin embargo, si bien acabo de hablar maravillas de las matronas que llevaron mi embarazo y mi parto, hubo algo que eché de menos en el curso de preparación al parto. Y fue el hablar sobre los posibles problemas de la lactancia.

Del mismo modo que me sentí muy bien preparada e informada para mi parto. ¡No tenía ni idea de que la lactancia puede doler (taaanto) o que los pezones pueden sangrar!! Para mí, fue una absoluta sorpresa. Estoy segura de que si hubiera ido mejor informada sobre ese tema, lo habría afrontado y resuelto mejor. En mi opinión, la información veraz, aunque a veces no sea bonita, nunca está de más.

 

3- ¿Qué consejos o recomendaciones darías a otras madres que puedan experimentar lo mismo que tu?

Infórmate. Infórmate mucho. Es una frase hecha pero la información es poder.

La información es tranquilidad. La información te da argumentos cuando no estés de acuerdo con tu matrona, tu obstetra, tu pediatra. Porque cuanto mejor nos informemos las madres, cuanto más luchemos por nuestros derechos, antes cambiarán las cosas.

¿Un consejo? Intenta conseguir un parto respetado. Y camina mucho mientras dilatas. 😉 Como he dicho, mi parto fue muy largo. Tanto que al final no usé la piscina porque tras toda la noche en casa con contracciones y sin dormir, cuando llegué al hospital, solo quería estar tumbada. El estar tumbada mucho tiempo en el mismo lado mientras el bebé se iba encajando en el canal de parto, fue probablemente lo que hizo que su cabeza se torciera y acabáramos empujando casi 4 horas sin éxito para, finalmente, necesitar una episiotomía. Así que algo que aconsejo a todas las mujeres cuando empiezan las contracciones es que caminen mucho.

Un último consejo, si deseas dar el pecho y tienes algún problema o dolor al comienzo, no hagas como yo y esperes un mes a ver si se resuelve solo. Busca ayuda cuanto antes en un grupo de lactancia o contrata una asesora que pueda ir a tu casa y en un par de sesiones seguro que os ponéis en buen camino hacía el éxito.

Muchas gracias Julia, por este espacio. Me ha encantado darte mis respuestas y así tener la oportunidad de recordar que hay personas maravillosas en el mundo.

 

 

 

Lidia Tirado

Soy Lidia, profe de infantil hasta que me despidieron por quedarme embarazada y me di de bruces con la realidad. Además de ser el momento más dulce y feliz de mi vida, era un momento de impotencia y rabia, ya que parece que, para esta sociedad, eres menos válida cuando te conviertes en madre.Desde Mamá busca trabajo intento dar voz a todos esos pensamientos negativos que nos invaden y dar herramientas y recursos para volver al mundo laboral.

Me ecuentras en: Mamá busca trabajo

 Facebook: Mamá buca trabajo

 

1- ¿Cuál o cuáles han sido los profesionales sanitarios o no sanitarios que más seguridad, confianza y apoyo te han brindado a lo largo de tu maternidad?

He tenido buenas experiencias en general con todo el profesional sanitario que he necesitado. Con la pediatra de Sergio estamos encantados y la razón es sencilla: SE IMPLICA. Se nota que le apasiona su trabajo. Te dedica el tiempo que necesitas, no juzga (importantísimo), está constantemente formándose y actualizándose, cosa que veo imprescindible en el ámbito sanitario.

Además, hemos tenido que tener contacto con Cirugía Plástica de el hospital 12 de octubre y la comunicación ha sido genial en todo momento. Nos han explicado las cosas las veces que hemos necesitado, han hecho un seguimiento magnífico y el trato ha sido muy cercano.

 

2- ¿Y los qué menos te han ayudado o menos apoyo te han ofrecido durante ese mismo tiempo? 

Hemos tenido la suerte de cruzarnos tan sólo con una persona que carecía totalmente de tacto para tratar tanto a adultos como a niños. Fue en el hospital, después de una operación y era la enfermera que tenía que tomar la temperatura y hacer las curas a Sergio. El trato fue espantoso hasta el punto de quejarnos varios padres por su comportamiento. Cero empatía, cero comprensión y cero tacto.

 

3- ¿Qué consejos o recomendacio-nes darías a otras madres que puedan experimentar lo mismo que tu?

Asertividad. Y lo más importante: información. Saber cuáles son tus derechos es imprescindible, especialmente cuando hay mucho profesional con conocimientos muy desactualizados.

 

 

 

Mir

Soy Mir, Un alma en proceso de autorealización, en mi blog Lo mas chulo que tengo yo comunico mi “storie” y comparto prácticas para llevar una vida sencilla, mi misión es brindar recursos documentales, prácticos y simples para que mujeres y madres vivan con menos complicaciones; además he inventado el portajuguetes para paseo © pensado en bebés prematuros.

Me encuentras en: Lo mas chulo que tengo yo

Facebook: Portajuguetes  y Twitter: @portajuguetes

 

1- ¿Cuál o cuáles han sido los profesionales sanitarios o no sanitarios que más seguridad, confianza y apoyo te han brindado a lo largo de tu maternidad?

Todo el personal de embarazo de alto riesgo de el Hospital de La Paz, además de hacerme sentir segura, tuvieron un trato muy sensible todo el tiempo.

 

2- ¿Y los qué menos te han ayudado o menos apoyo te han ofrecido durante ese mismo tiempo?

Todo el personal de embarazo del Hospital I. San Sebastián de los Reyes, en los monitores siempre fueron duros, indiferentes e insensibles, todo el tiempo un Médico indiferente y este tipo de personas que ni siquiera te mira a los ojos “eso me parece tan inhumano” ni siquiera brindar contacto visual, me dio el mensaje de que era un expediente y unas letras.

Todo lo hicieron mal y desde luego nada podía salir bien con ellos. No volvería ni aunque me pagaran. De hecho aunque es el hospital que me corresponde, haciendo uso de la libre elección siempre cambio sea cual sea la especialidad porque son bordes, sin experiencia y sin tacto para tratar a los pacientes.

 

3- ¿Qué consejos o recomendaciones darías a otras madres que puedan experimentar lo mismo que tu?

Creo que lo más importante es sentirse realmente cómoda y bien atendida, yo en mi primer embarazo obvie tales importancias porque “ese hospital me correspondia” y porque “así son todos” así que mi consejo es si tienes que cambiar 2, 3 o las veces que sea hasta dar con el personal que te haga sentir a gusto “hazlo” cambia hasta dar con ellos.

 

 

 

Rosa Eva

Mi nombre es Rosa Eva, tengo 43 años y desde hace 20 años mi labor está centrada en la educación desde la misma concepción del niño, hasta incluso el período de la menopausia en el caso de la mujer. Soy Doula, acompaño y asesoro a parejas durante el embarazo, parto, postparto, lactancia y crianza y también soy maestra y educadora sexual.

Hace un año y medio escribí junto a mi hijo “Anda…Que te tenga que enseñar yo a hablar de Sexo”, un manual de educación sexual diferente. Posiblemente, el primero en España en el que el Sexo se trata desde la visión personal de un niño y la orientación de una educadora sexual. ¿Qué problema solucionamos? Aportamos a las familias todas las herramientas necesarias para mejorar la comunicación y establecer un diálogo efectivo con sus hijos e hijas, en el plano de la sexualidad.

Me encuentras en: Anda… Que te tenga que enseñar yo a hablar de sexo

 

1- ¿Cuál o cuáles han sido los profesionales sanitarios o no sanitarios que más seguridad, confianza y apoyo te han brindado a lo largo de tu maternidad?

En mi embarazo (hace ya 15 años) tuve experiencias de todo tipo. Mi ginecólogo me ofreció un parto “respetado” pero no como lo entendemos nosotras. Jugaba España un partido trascendental, me había reconocido esa misma tarde y al día siguiente me iban a inducir porque ya había cumplido las 40 semanas. Creyó que mi parto duraría toda la noche, pero lo que no sabía es que yo me había preparado física y emocionalmente… y en una horita y media escasa, Iván ya estaba aquí. La cuestión es que pude hacer mi trabajo de parto sola, sin interferencias médicas por ese motivo y yo lo agradecí un montón (mi familia y mi exmarido no tanto, porque pensaban que nos moríamos los dos por falta de atención jajajajaja).

Mi educación maternal en la seguridad social estuvo muy vinculada al miedo. Aquellos videos tan explícitos de la episiotomía… Jo, Julia todavía lo recuerdo con horror. Creo que por ese motivo me hice Doula, para asesorar desde la paz, no desde el miedo. Mi ginecólogo que visita a visita se mantuvo correcto, pero sin empatía. Y en contrapartida, mi prima que había dado a luz a sus dos hijos en casa, con sus sabios consejos. Ella nunca se formó como Doula, pero es una de las mejores.

Lo que más me ayudó sin duda fué relacionarme con otras madres desde la dulzura. Siempre me hablaron desde lo positivo de sus experiencias, no desde la pena. ¿Sabes? a veces eso es lo que hecho en falta. Las mujeres casi siempre verbalizan lo negativo de su vivencia maternal y no lo positivo. Por suerte, yo recibí siempre mensajes de fuerza y creo firmemente que eso fue lo que realmente hizo de mi parto algo rápido y maravilloso. Sin duda, la mejor experiencia de mi vida. Y después, la lactancia… todo un universo desde el minuto uno.

 

2- ¿Y los qué menos te han ayudado o menos apoyo te han ofrecido durante ese mismo tiempo?

En el ambiente hospitalario la ayuda fue inexistente. Los que menos me ayudaron fueron precisamente los profesionales del ámbito hospitalario y ambulatorio. Salí del hospital con una grietas terribles, pero nuevamente los consejos de madres que apostaron juntos a sus bebés por la lactancia prolongada,

Las que más me apoyaron las madres, que sin saberlo eran maravillosas Doulas que me acompañaron en el embarazo y en el postparto y abrieron la ventana perfecta para que Iván y yo disfrutásemos de un tiempo de vivencia único.

 

3- ¿Qué consejos o recomendaciones darías a otras madres que puedan experimentar lo mismo que tu?

El consejo que doy a las parejas y a las madres con las que recorro este maravilloso camino del embarazo, el parto y la crianza, es que confíen en sí mismos. Todas las mujeres están preparadas para dar vida y el miedo a veces nos quita el placer de disfrutar. ¡Son solo 9 meses! y cada día es un mundo fascinante.

Les aconsejo informarse. La información es poder y el sistema sanitaria no siempre nos da un acceso claro a todo lo que rodea al embarazo, el parto, la lactancia… Es muy importante que tengan en sus manos todo lo necesario para poder decidir y vivir la experiencia desde la serenidad y desde la consciencia. ¡Los niños merecen nacer en Paz, porque ellos son los que fabrican a cada minuto la Paz del Verbo Amar!.

 

 

 

Rosa Martínez

Mi nombre es Rosa Martínez y mi proyecto se llama Mamá y la Tribu. Se trata de un blog de Crianza Sostenible en el que enfocamos la maternidad y la crianza de una forma respetuosa con nuestro entorno y con nuestros hijos. Queremos ayudarte a mejorar tu calidad de vida y la de tu familia porque creemos que los pequeños gestos pueden cambiar el mundo.

Me encuentras en: Mamá y la tribu    

Facebook: Mamá y la tribu  y Twitter: @mamaylatribu

 

1- ¿Cuál o cuáles han sido los profesionales sanitarios o no sanitarios que más seguridad, confianza y apoyo te han brindado a lo largo de tu maternidad? 

Sin ninguna duda mi matrona del centro de salud de mi antiguo barrio. Para mí es más que mi matrona, es una amiga. Primero, por aceptarme con paciente cuando no le correspondía, porque vivo en otra zona. Segundo, por su trato cercano y amable, siempre explicándote las cosas y recibiéndote con una sonrisa. Tercero, porque ofrece unas sesiones de preparto que te ayudan a empoderarte y a ser consciente de tu embarazo y de lo que te espera cuando seas madre. Cuarto, por crear un grupo de posparto al que poder acudir cuando acabas de ser mamá y necesitas mucho apoyo.

Pero sobre todo, por estar siempre ahí cuando la he necesitado. Aún mantengo contacto con ella y colaboro dando charlas a otras mamás o participando en algunas actividades que organiza. Para mí es un placer trabajar y aprender a su lado.

También me ayudó muchísimo la asesora de lactancia a la que acudí cuando mi peque no se enganchaba al pecho. Gracias a sus consejos y a mi constancia, aún seguimos lactando 18 meses después.

 

2- ¿Y los qué menos te han ayudado o menos apoyo te han ofrecido durante ese mismo tiempo? 

Los que menos me han ayudado han sido los ginecólogos de los dos centros en los que me trataron. Del primero, tengo muy mal recuerdo de aquella doctora que me llamó irresponsable por negarme a programar una cesárea en la semana veinte. Inmediatamente me cambié de hospital.

El centro hospitalario al que decidí cambiarme se suponía que era respetuoso con el parto y la lactancia, porque en la práctica no lo era. Parto inducido, tactos muy dolorosos, creo que me colaron una maniobra de Hamilton y para remate la maniobra de Kristeller. Sin comentarios.

También tengo mal recuerdo de las prácticas que se llevaban a cabo en la unidad de neonatos donde mi hijo pasó sus cuatro primeros días de vida. Poca empatía y poco respeto por las decisiones que nosotros como padres habíamos tomado. En cuanto nos dábamos la vuelta le enchufaban al bebé un biberón. Desde luego no fueron una ayuda para iniciar mi lactancia.

Y por último, citar a la enfermera de mi centro de salud. Una señora desactualizada que ofrece consejos que se daban en el siglo pasado. Desde luego que ir a visitarla cada vez que toca revisión es un martirio.

 

3- ¿Qué consejos o recomendaciones darías a otras madres que puedan experimentar lo mismo que tú?

Yo te recomendaría que leas, que te mantengas lo más informadas que puedas. Que preguntes si lo consideran oportuno y que elijas teniendo la mayor parte de los datos en la mano.

Ya está bien de tratarnos como niñas, somos mujeres adultas. Y desde luego, confía en tu instinto y en lo que tu intuición te revela.

Somos madres desde el principio de la humanidad, eso no se aprende, se lleva dentro.

 

 

 

Alicia Núñez

Soy Alicia Núñez Carreón. Orientadora Familiar. Informo a mujeres embarazadas sus derechos laborales. Asesoro a madres que trabajan fuera de casa, para que desde el autoconocimiento, eduquen a sus hijos respetando su naturaleza infantil y hagan de su hogar una zona libre de violencia. Escribo en Crianza Sana.

Me encuentras en: Crianza Sana

Facebook: Crianza Sana  y Twitter: @CrianzaSana

 

1- ¿Cuál o cuáles han sido los profesionales sanitarios o no sanitarios que más seguridad, confianza y apoyo te han brindado a lo largo de tu maternidad?

Es una pregunta muy difícil, porque he batallado mucho para encontrar profesionales ad hoc a mi filosofía de vida y estilo de crianza, estoy embarazada y hasta mi 4to mes encontré a una ginecóloga actualizada, informada y comprometida, estoy por tomar un curso psicoprofiláctico con una doula y ya estoy buscando un pediatra prolactancia.

 

2- ¿Y los qué menos te han ayudado o menos apoyo te han ofrecido durante ese mismo tiempo?

La peor fue una enfermera  que en mi primer experiencia como madre tiré el calostro por no ser compatible con el antibiótico que estaba tomando.

 

3- ¿Qué consejos o recomendaciones darías a otras madres que puedan experimentar lo mismo que tu?

Que se informen antes  durante el embarazo con profesionales que están en continua formación, que inviertan en cursos y que confíen mucho en su instinto, que pidan ayuda sin sentir vergüenza y que busquen su tribu virtual o presencial

 

 

Sin duda como has podido comprobar son 6 experiencias diferentes entre sí, 6 experiencias de maternidad con profesionales sanitarios y no sanitarios en lugares distintos, que nos dejan ver de forma clara varios aspectos importantes que en ocasiones hacen que la mujer se sienta sola, sin apoyo, que es tratada sin empatía ni respeto y que resumo de forma breve:

– La madre necesita ante todo información veraz y actualizada, apoyo y empatía durante todo el proceso por los profesionales que es atendida.

– Hay profesionales sanitarios y no sanitarios maravillosos que cada día hacen una gran labor desde sus lugares de trabajo e incluso fuera de ellos.

– A día de hoy siguen habiendo profesionales sanitarios que no se actualizan y con ello repercuten de forma negativa en las pacientes que atienden debido a la falta de actualización en la información y en los protocolos que siguen mientras desempeñan su labor sanitaria.

– Es posible trabajar en equipo profesionales sanitarios y no sanitarios siempre y cuando cada uno tenga claras sus competencias y realice su trabajo de forma correcta desde la ética, la moralidad y la sinceridad. Lo cual será beneficioso para la madre principalmente que es la mayor interesada.

Queda mucho trabajo por hacer para que la forma de vivir la maternidad sea la que la madre elige y decide desde la información y la consciencia, que sea acompañada por los profesionales que la atienden desde la empatía y el respeto, sin infantilizar y sin que esto tenga que ser un derecho solicitado, sino que sea lo natural.

Muchas gracias a todas y cada una de vosotras por vuestra colaboración, ha sido un placer contar hoy con todas vosotras y poder conocer vuestras experiencias y vivencias sobre maternidad y profesionales sanitarios y no sanitaros. Gracias de nuevo por aportar vuestra visión y con ella poder ayudar a otras madres a que no pasen por lo mismo que vosotras o al menos sepan que hay más opciones para elegir y decidir.

 

Te invito a visitar sus páginas y conocer más a cada una de las madres

que está detrás de cada uno de estos maravillosos proyectos.

 

Si tu también quieres aportar tu experiencia puedes hacerlo más abajo

en comentarios y estaré encantada de recibirlos y leerte, un abrazo!!

 

 

Duelo Gestacional y Perinatal un tabú social

 El próximo 10 de diciembre estaré en: El castillo de Alaquás (Valencia), en la sala Cremona a las 11:00h para dar esta conferencia tan  importante como necesaria sobre un tema vital para muchas familias como es: Duelo Gestacional y Perinatal un tabú social.

Duelo Gestacional y Perinatal un tabu social

Esta conferencia, así como toda la preparación y organización del evento ha sido posible gracias al maravilloso trabajo e implicación en el tema de CRIANT, asociación de crianza con respeto y apego, así como de todas las personas que componen dicha asociación sin ánimo de lucro. 

Duelo Gestacional y Perinatal un tabú social Criant

Será una conferencia signada para facilitar el acceso a todos los públicos y poder llegar así a cuantas más personas mejor ya que es un tema que nos toca a todos de cerca en mayor o menor medida.

Agradecer desde aquí de nuevo a CRIANT, asociación de crianza con respeto y apego, esta maravillosa iniciativa en la que tengo el placer de participar y animaros también a asistir y a compartir para que pueda llegar esta información tan valiosa a cuantas más personas y profesionales mejor.

Duelo Gestacional y Perinatal un tabú social

Dando visibilidad a los bebés que no están

Duelo Gestacional y Perinatal un tabu social

 

En la que se abordarán diferentes temas relacionados con el duelo gestacional y perinatal como son:

¿Qué es el duelo gestacional y perinatal?

¿Qué necesita una/un madre/padre en duelo?

¿A quién le afecta o a quien engloba? 

¿Qué son los rituales y para qué sirven?

Duelo gestacional y perinatal y profesionales sanitarios

Nuevas ma/paternidades y bebés arcoíris

 

Puedes hacer tu reserva poniéndote en contacto con

 CRIANT, asociación de crianza con respeto y apego

a través del correo: educacion@criant.es

 

 

 

 

Un ritual de tinta en mi cuerpo para siempre por mis hijos

Un ritual de tinta en mi cuerpo para siempre por mis hijos

Me gustan mucho los tatuajes y me llamaba mucho la atención hacerme uno para tener algo físico de mis hijos en mi cuerpo, para llevarlos siempre, al igual que los llevé dentro de mi…

Hoy quiero compartir un ritual de tinta para siempre en mi cuerpo por mis hijos…

Llevaba tiempo pensando, en hacerme un tatuaje sin llegar a encontrar realmente algo que fuera significativo y/o lo suficiente especial para cubrir una zona de mi cuerpo con tinta para siempre.

Pensaba en algo que fuera una prueba evidente de su paso por esta vida, un símbolo que pudiera mirar todos los días en mi cuerpo y sentirme orgullosa de cada uno de ellos, de todo lo que me han enseñado con su corta existencia. Una imagen que me hiciera tomar consciencia de la transformación que una madre puede llegar a tener cuando pierde a un hijo, de como te cambia la vida y como aprendes a mirar con otros ojos…

Le di muchas vueltas, busqué, vi muchas imágenes, muchos tatuajes, algunos de ellos preciosos y realmente obras de arte. Pero no encontraba un dibujo o un símbolo que tuviera para mí el valor y el significado que yo realmente quería para ellos.

Al igual que ocurrió con mi cajita de recuerdos, tenía que ser algo muy especial, hecho con mimo y esmero por y para ellos tardara el tiempo que tardara. Cada uno de ellos ha sido único y especial en mi vida y con cada uno he tenido una experiencia y vivencia que a veces cuesta expresar con palabras…

En agosto se cumplía el aniversario de dos de mis peques y quería hacer un ritual diferente a lo que he estado haciendo durante estos años y fue el momento adecuado para hacer un ritual de tinta en mi cuerpo para siempre por mis hijos.

Un ritual no es solo el momento en el que se realiza, sino todo el proceso de búsqueda, investigación y recopilación de todo lo necesario hasta llegar a la realización del mismo, sea un ritual sencillo o laborioso.

Con independencia de lo que pueda ser para el resto debemos pensar en lo que significa realmente para nosotros ese ritual y en lo que queremos conseguir con el.

Por ello, cada persona necesita un tiempo y un espacio para que ese ritual llegue a su final y realmente sea una experiencia sanadora o reconfortante para quien la realiza y pueda así cumplir su objetivo.

Tengo que decir que yo tenía una idea muy diferente a lo que fue el resultado final, pero estoy encantadísima con cada gota de tinta que llevo en mi antebrazo y todo lo que en su conjunto representa para mi.

En el proceso de búsqueda, pregunté en varios sitios que me habían recomendado personas cercanas y me quedé en el lugar donde hubo feeling y donde en ese momento concreto supieron captar mi idea, lo que sentía, sin tener que posponer o eliminar nada de lo que yo quería tener en ese tatuaje por lo que significaba para mi.

La obra de arte que llevo en mi antebrazo fue realizada por Silvia Cánovas Maniac Tattoo. Sin duda ha sido un trabajo excepcional, muy profesional y repetiría que no lo descarto…

La causalidad me llevó a que la cita para hacerme el tatuaje fuera en un día muy significativo para mi y sin duda fue un momento vivido con mucha consciencia y con muchos nervios también. Sabiendo que cada minuto allí, tenía un valor muy especial para mi, cada tramo de ese dibujo y el dolor que pudiera sentir en aquel momento estarían sanando mi dolor, mi duelo por otra muerte muy reciente y me ayudaría a dejar salir mis emociones…

Y así me encontré, sintiendo cada gota de tinta que la aguja iba introduciendo en mi piel, viendo como se dibujaba cada símbolo, cada detalle que conformaría el tatuaje, mi ritual, un homenaje de aniversario a mis peques, un ritual de tinta en mi cuerpo para siempre por mis hijos…

Si me preguntas por su significado, la respuesta es: lo que tú quieras ver.

Realmente cada uno da una interpretación de lo que ve y lo que siente, es como el arte cada uno tiene una percepción de una misma obra y el autor es libre de compartir o no su significado real o aquello que le inspiró a hacer su obra.

Yo hoy hago lo mismo, comparto esta pequeña gran parte de lo que significa para mi este tatuaje y el lugar dónde lo llevo y el resto me lo reservo para mi, quizás algún día escriba la historia completa y la comparta…

Un ritual de tinta en mi cuerpo para siempre por mis hijos, sin duda un ritual muy significativo que llevaré conmigo cada día…

Este es el homenaje a mis hijos, mi ritual de este año y en este video comparto algunos momentos de su proceso, te invito a verlo al completo:

 

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

This site is protected by WP-CopyRightPro
Registrado en Safe Creative Registrado en Safe Creative